Queridos Reyes Magos: soy autónomo y deseo una oficina para mi empresa

Queridos Reyes Magos: soy autónomo y deseo una oficina para mi empresa

Eres autónomo, tienes una pequeña empresa y estás decidido a dar el paso. Vas a plasmar en tu carta a los Reyes el deseo de tener oficina propia. Pero, haces cuentas y borras de la lista tu petición. Quizás aún no es el momento. Hay una opción más prudente para no tener que renunciar a la necesidad de contar con un lugar en el que asentar tu empresa y empezar a crecer. ¿Por qué no optar por un espacio en un centro de negocios o en un ‘coworking’? Los coworking o los centros de negocio son alternativas menos arriesgadas y más flexibles cuando no salen los números pero nuestra actividad empieza a requerir una sede física.

Coworking para autónomos

Los coworking son alternativas flexibles para autónomos que necesitan un espacio para su empresa a falta de oficina propia.

Fundamental antes de tomar las decisión final es volver a hacer cuentas. Sin embargo, si estamos empezando y se escoge esta alternativa de despachos compartidos es posible que las cifras cuadren con más facilidad. Y es que este tipo de centros suelen suponer un interesante ahorro frente a la opción de abrir una oficina por nuestra cuenta.

Al margen del ahorro económico que esta elección nos puede suponer, instalarse en oficinas como estas conllevan otras ventajas a las que es probable que el autónomo, al principio, se vería obligado a renunciar en el caso de optar por un local particular.

Tanto si es un centro de negocios como si es un ‘coworking’, estos espacios suelen estar acondicionados y con los servicios a punto de manera que el interesado tiene poco más que hacer que firmar y ponerse a trabajar en las exigencias de su empresa.

  • Centros de negocios

En el caso de los centros de negocio, los servicios que ofrece son muy flexibles, de modo que el autónomo puede ir contratando aquello que va necesitando según el momento en que se encuentre su empresa. Esto es desde la atención telefónica, a una secretaria profesional, servicios de seguridad, de limpieza… También puede elegir entre disponer tan solo de una dirección postal para domiciliar la sociedad o decantarse por un despacho de mayor o menor o mayor tamaño. Asimismo cuentan con salas de reuniones que se alquilan por horas para que sus inquilinos puedan atender a sus clientes.

  • Coworking

Los ‘coworking’, más flexibles aún en su planteamiento. Además, facilitan a sus ‘hospedados’ la oportunidad de ampliar sus agendas de contacto. Si bajo el mismo techo conviven empresas de muy diferente perfil es más que probable que las conversaciones entre ellos fluyan, se intercambien impresiones, se produzcan sinergias entre los diferentes proyectos y, por qué no, nazcan nuevas oportunidades de negocio. Es por esto que el diseño de estos centros suele ser abierto y diáfano, con mesas en las que trabajan diferentes perfiles de emprendedores y entre los cuales no hay paredes que corten la comunicación.

Hoy en día también es frecuente encontrarse con espacios que combinan ambas fórmulas, la de oficina tradicional, más ligada a los centros de negocio, con despachos alquilados por pequeñas empresas que están en pleno crecimiento, con la idea de fomentar el trabajo más colaborativo planteado por los ‘coworking’. Así, también disponen de mesas de trabajo en espacios abiertos para sus inquilinos. Un atractivo añadido es que, además, programan agendas de actividades que ayudan a sus ‘residentes’ a desarrollar ciertas habilidades útiles en su día a día como emprendedores y fomentan el intercambio de experiencias con acciones conjuntas o talleres que ellos mismos imparten.

En un tiempo en el que la imagen, además, es un valor añadido y mirado, optar por una oficina, aunque sea bajo este planteamiento, además de comodidad reporta al emprendedor mejor imagen como empresa que si esta no tiene una sede clara. Más ahora que estos centros de trabajo cuidan su diseño y se presentan como lugares luminosos, modernos, funcionales y cómodos para sus autónomos y el desempeño de su actividad empresarial.

Decididos a escribir, y no borrar, este deseo de la lista de deseos navideños, conviene tener en cuenta una serie de consejos antes de decantarse por el lugar en el que fijar nuestra oficina. Primero de todo, comprobar que ya sí salen las cuentas. Después, elegir el plazo durante el cual vas a hacer uso de esta oficina y, en caso de dudas, firmar por el menor tiempo posible. Por último, conviene revisar bien las condiciones y lo que incluye el contrato. Además, no hay que olvidar tener en cuenta las conexiones y comunicaciones que existen en el centro escogido y si la ubicación del mismo encaja bien con la actividad de nuestra empresa.

Para este tipo de dudas o cualquier otra relacionada con la empresa que has puesto en marcha o estás a punto de iniciar, en Tefico encontrarás asesores fiscales, jurídicos y laborales con amplia experiencia que te harán el camino más fácil.

 

No Comment

You can post first response comment.

Leave A Comment

Please enter your name. Please enter an valid email address. Please enter a message.